Seis kilómetros de motocross, sendas y trialeras

Cuarenta y un pilotos participaron el domingo 15 de marzo en el primer Cross Country de Viana, el segundo encuentro del Campeonato Navarro de Motociclismo

- Campeonato Navarro -
Domingo, 15 marzo 2015 1875 Views 0 Comments
Seis kilómetros de motocross, sendas y trialeras

Eran las ocho y media de la mañana de un domingo nublado. Armando Fernández López-Castro, presidente del Moto Club Rioja, junto a cuatro compañeros del club ultimaba los detalles para la segunda carrera del Campeonato Navarro de Motociclismo. Uno de ellos, subido a una furgoneta, tendía el fondo del podio en el que cinco horas más tarde se coronarían los ganadores del primer Cross Country de Viana: un panel que mostraba los patrocinadores y colaboradores del evento. Otros dos terminaban de marcar el recorrido con cintas y estacas, alentados por la música que brotaba de dos grandes altavoces situados bajo una carpa. Mientras, los pilotos comenzaban a llegar en coches y furgonetas que arrastraban un remolque donde llevaban el trono en el que se alzarían durante las dos horas de carrera.

El terreno era nuevo para pilotos y organizadores. Según destacó Armando Fernández, organizaban carreras en La Rioja, pero por problemas con la Federación tuvieron que acudir a Navarra. “Aquí el Moto Club El Cueto tenía un circuito sin utilizar, hablamos con ellos y llegamos a un acuerdo para organizar el primer Cross Country de Viana”, añadió. La preparación del evento les llevó un mes de trabajo, aunque el circuito lo construyeron en tres días. El día de la carrera contaron con la colaboración de 25 personas: algunos supervisaban y reparaban las cintas que se rompían y la Federación Navarra de Motociclismo se encargaba del cronometraje.  Su objetivo: “Que todo el mundo se quede con buen sabor de boca”.

Hasta 41 pilotos llegaron al terreno pedregoso en el que se desarrolló la jornada. Uno por uno iban pasando por una caseta instalada al lado de la meta para realizar las verificaciones. Muchos se conocían, se saludaban y recordaban anteriores carreras, como la que tuvo lugar en Ayegui el 15 de febrero.  Después, se ataviaban con el uniforme reglamentario: botas, gafas, casco y mono. A las diez y media comenzó la vuelta de reconocimiento donde los pilotos examinaron el recorrido de seis kilómetros. El circuito contaba con una zona de motocross, sendas y trialeras. Según Armando Fernández, los más rápidos lograrían dar una vuelta en seis minutos y medio y los rezagados alrededor de siete.

Bajo la mirada de organizadores, curiosos e incluso algún mini aficionado al motor, comenzó la carrera con cierto retraso y bajo una gran nube de polvo. Los pilotos formaron una hilera para la salida que se realizó tipo motocross: con el motor en marcha. 37 pilotos lograron atravesar la meta después de dos horas de carrera,  una carrera que fue limpia hasta el final. Según explicó Ana Romero, tesorera de DYA Navarra, “hubo varias caídas sin ningún tipo de atención grave”. En caso de accidente grave manifestó que primero “se ubica dónde está la persona accidentada”. “Dependiendo de cómo esté se iría a pie o con el cuatro por cuatro y se trasladaría a la zona de boxes y una vez aquí se valora si hay que realizar un traslado a hospital o se puede intervenir in situ”, añadió.

En la categoría reina, Senior, el tudelano Luis Andrés Ayensa Alarcón tomó el mando en los primeros compases de  la carrera sin dejarlo hasta el banderazo de cuadros, después de dos horas dando vueltas al trazado de Viana.  De cerca le seguía el ayeguino Juan Goñi Nogues, que se hizo con la segunda posición. Cerró el podio Alberto Itoiz Donamaria, propio de Urroz. En el resto de categorías los vencedores fueron Iván Suescun Sesma (Junior) y Artai Santidrian Fernández (Veteranos).

Próxima parada: Motocross de Murchante el 5 de abril.

 

Las mejores imágenes de la carrera

Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rafael Castrillo</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>Cross Country Viana <span>by Rocío Melgosa</span>

 

Rocío Melgosa Hervás

Hace tres meses su visión sobre el mundo de las dos ruedas se reducía al deseo de comprarse una moto con su primer sueldo. Motonorte.es le ha permitido conocer lo más importante del mundo del motociclismo: a las personas que por hobby o profesión se suben a este trono. La comunidad motera ha sabido trasladarle su pasión y ha comenzado a compartirla junto a su trabajo, pasatiempo y orgullo: el Periodismo.

2 posts | 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *